Preparar el discurso para hablar en público

-- publicidad --

presentaciónAntes de realizar una presentación o discurso en la que haya que hablar en público, lo más conveniente es ensayarlo. Para ello debes saber estructurarlo y conocer el contenido que debes incluir en cada parte del discurso.

Estructura del discurso

Una vez empecemos el discurso, lo primero es resumir los temas que se van a tratar, o si se acompaña con una presentación, exponer una estructura del discurso, o índice en la misma. A continuación, se sigue con la exposición manteniendo una estructura lógica y ordenada, que suele seguir un esquema clásico: introducción, nudo y desenlace.

La introducción, junto con el desenlace, es uno de los puntos más importantes del discurso. En la introducción el orador tiene que conseguir una serie de objetivos importantes:

  • Conseguir el silencio;
  • Hacer que los oyentes estén atentos y sean benevolentes;
  • Suscitar el interés por el tema que se va a tratar;
  • Produccir el rapport o sintonía con el público;

Para conseguir estos objetivos, son varias las cosas que el orador puede hacer. Tras las palabras formales y agradecimientos a la institución el orador puede continuar con:



  1. Anunciar los objetivos de la charla.
  2. Dar unos datos estadísticos sorprendentes.
  3. Asegurar al público que los puntos previstos quedarán claros al final de la misma.
  4. Empezar con una anécdota, que relaje el ambiente.
  5. Contar un hecho de la carrera profesional que ponga de relevancia la profesionalidad del orador.
  6. Citar una frase del algún personaje célebre.
  7. Halagar al público.
  8. Mostrar puntos de contacto entre la audiencia y el orador.
  9. Explicare el esquema de la conferencia.
  10. Arrancar el discurso con una afirmación chocante.

También es conveniente evitar excusarse por el material con el que se está exponiendo o decir que ha resultado muy difícil escoger el tema. Si se exponen las debilidades, el público se fijará en ellas, si no se menciona lo difícil que fue hacer la presentación el público juzgará más duramente su presentación.

En el nudo o desarrollo se exponen las ideas principales. Es la parte del discurso que más tiempo va a ocupar, pero aun así es conveniente delimitar los temas y el tiempo que se les va a dedicar, para poder tratarlos todos en el discurso y no quedarse a mitad. Se debe exponer un punto de vista coherente que aporte solidez a la exposición, y así dejar claros los puntos del discurso al público. Para hacer que las ideas sean comprendidas, la exposición debe ser clara y concisa, de esta forma se conecta mejor con el público. NO es conveniente hablar de diversos temas, porque el discurso puede quedar incoherente.

Aunque no es obligatorio, es recomendable ilustrar el discurso con una presentación o con imágenes, no es necesario una presentación llena de texto, la sencillez debe ser lo que prime en este tipo de ayudas para el discurso, porque, de lo contrario, distraerán la atención del público.

En cuanto al desenlace, deben resumirse las ideas principales, para dejar claro el mensaje. No es necesario dedicarle gran parte del tiempo, porque se trata de sintetizar el discurso, exponiendo los argumentos o la solución al problema planteado, si es el caso. No hay que finalizar el discurso con frases típicas como "mi tiempo termina aquí", "acabo porque os veo cansados"... Lo mejor, es agradecerle al público la atención prestada y el interés.

 Estilo del discurso

Utilizar el lenguaje de forma correcta en nuestro discurso puede ayudar a que el mensaje se entienda bien, y a que el miedo a hablar en público desaparezca. Por ello es necesario seguir una serie de recomendaciones:

  • Utilizar un lenguaje claro, preciso y directo.
  • No utilizar palabras malsonantes.
  • Es mejor expresarse utilizando la voz activa.
  • Utilizar los verbos.
  • Si hay sinónimos para una palabra, es conveniente utilizar el más corto.
  • Utilizar frases cortas y sencillas.
  • Es recomendable respetar la sintaxis y el orden lógico de las frases.
  • No utilizar eufemismos
  • No usar siglas que puedan confundir al oyente
  • No utilizar términos contradictorios o hablar con imprecisión.
  • No se aconseja improvisar a no ser que el orador sea un experto.
  • Reavivar el interés frecuentemente cambiando de ritmo o introduciendo temas novedosos a la exposición.
  • No abusar de las muletillas.

Más información:

 

 

--ADS--
  • Plantillas de currículum

    Encuentra un ejemplo de currículum vitae que te guste y descárgatelo [...]

  • Tienda De Curriculums Vitae Premium